Cuidar de nuestra espalda es muy importante ya que da soporte y flexibilidad a nuestro cuerpo en todas las direcciones.

 

Esta pequeña secuencia te puede ayudar para liberar la tensión de tu espalda:

  • GATO/VACA

En 4 puntos inhala: arquea espalda, hombros atrás y alarga el cuello. Al exhalar: haces redonda tu espalda y dejas caer cabeza. Movimientos lentos y suaves.

5 repeticiones.

  • POSTURA DEL NIÑO MODIFICADA

En 4 puntos abres rodillas, dedos gordos de los pies pegados, llevar gluteos hacia talones sin sentir molestia en rodillas, estirar brazos hacia el frente hasta dónde sea cómodo y sientas que se alarga tu espalda, llevar frente hacia tu tapete.

Mantener 10 respiraciones profundas

  • PUENTE

Boca arriba coloca pies y rodillas al ancho de cadera. Pega bien tu espalda al tapete y empieza a subir poco a poco cadera abdomen y pecho mantén un par de respiraciones arriba con glúteos tensos para proteger tu espalda baja. Inhalas y al exhalar vas poco a poco vértebra por vértebra hacia abajo.

3 repeticiones.

 

Recuerda que cada día puedes cuidar tu espalda de diferentes maneras: evitando cargar objetos pesados, manteniendo tu postura al sentarte, distribuyendo nuestro peso de manera equilibrada cuando estamos parados, ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!