¿Te has preguntado por que los yogis son vegetarianos? ¿A que se debe este rígido estilo alimenticio aparte de la compasión hacia los seres vivos?

Primero que nada, el yoga es una herencia milenaria de conocimientos del cuerpo y la mente de las personas. No se basa únicamente en las posturas o ejercicio físico sino que va mucho mas allá tocando temas emocionales y mentales. Siendo nuestro cuerpo, mente y alma un todo entonces la alimentación forma parte importante de este bienestar integral que estamos buscando alcanzar con la practica del yoga.

Desde los maestros mas ancestrales hasta la fecha de hoy todos coinciden en llevar un estilo de alimentación sano y en su mayoría vegetariano. No es casualidad que este lineamiento se siga desde los tiempos mas remotos hasta el día de hoy. Si los yogis lo hacían y lo siguen haciendo entonces es por que funciona.

Las personas que se envuelven en un camino mas profundo del yoga tienden a experimentar con su consciencia los movimientos del cuerpo a través de su practica y poco a poco esta consciencia se empieza a hacer mas sutil. Tomando en cuenta los alimentos que ponemos en nuestra boca y observando la reacción de nuestro cuerpo a cada uno de estos alimentos.

“Si controlas lo que entra y sale de tu boca, ya controlaste la mayor parte de tu mente.” – Life of a Yogi Teachers´ Manual de Sri Dharma Mittra

La alimentación se relaciona en gran parte con nuestros procesos mentales. ¿Cuantas cosas comemos o nos gustan por que nos recuerdan a la comida de la abuela, o nuestra infancia? Y cuantas otras no nos gustan por que nos forzaban a comerlas. Todos estos apegos emocionales a la comida hacen lo que el día de hoy es nuestro régimen alimenticio. Como son alimentos que hemos ingerido desde pequeños nunca cuestionamos de donde vienen, si sirven o no, o que tan bien le caen a mi estomago.

Cuando el yogi comienza su camino al interior se vuelve mas consciente de todo esto y poco a poco va cambiando sus percepciones mentales con la comida, añadiendo alimentos que antes no le gustaban y dejando aquellos que no le hacen bien.

La teoría del yoga acerca de los alimentos viene del simple hecho de que como esta nuestro cuerpo, esta nuestra mente y viceversa. Si comemos alimentos vivos, llenos de color y nutrientes en su forma mas natural nuestro cuerpo puede asimilar mejor el alimento, tomando los nutrientes necesarios y desechando los que no sirven. Por el otro lado si comemos alimentos muertos, llenos de conservadores, químicos y colorantes, cosas que son ajenas al cuerpo por que no las reconoce por no ser naturales, entonces ponemos a nuestros órganos a trabajar el triple. Nuestra mente se concentra mas en descomponer y separar todos estos alimentos que en vivir y disfrutar en lo que estoy. Y por supuesto también se toma en cuenta el crecimiento de compasión hacia otros seres vivos que matamos únicamente para consumir sin pensar en que ellos también tienen vida, quieren ser felices y sufren al ser asesinados.
El yogi empieza a darse cuenta que cuando come alimentos frescos y vivos su practica y su cuerpo se siente y se mueve diferente. Cuando come chatarra o muchos animales el cuerpo esta más tieso y la mente mas inquieta, y es aquí donde el practicante se convence de cual es la mejor dieta para el o ella.

Es importante saber que existen muchos condicionamientos en nuestra mente desde que nacimos y genéticamente. Para nosotros en esta cultura occidental es difícil comprender como sobrevivir a base de frutas, verduras y granos, sin embargo en las culturas orientales lo han hecho así por milenios y todos están bien. Debido a esto se debe ser consciente al momento de experimentar cambios de alimentación. Mientras desarrollas tu cuerpo y mente con la practica y aprendes a interiorizar y escucharte, y se vuelve mas fácil saber que es bueno para ti y que no. Si no tienes este control sobre tu mente pero quieres cambiar tu alimentación es bueno que acudas con alguien que pueda ayudarte, nutriólogo, maestro o persona que ya haya experimentado lo mismo, a quien mas confianza le tengas.

La enseñanza de una alimentación yógica viene en su mayoría, de la experimentación directa de los yogis con sus alimentos y no de libros o teorías que no tienen fundamento en la experimentación personal del proceso. Es por esto que las miles de dietas que existen no funcionan a largo plazo ya que son teorías que tomamos de otros e implantamos en nosotros. La idea es experimentar y observar que me hace mejor a mi por que yo lo siento y no por que alguien mas me lo dijo. De esta manera nuestro estilo de alimentación se hace mas sano a conciencia y no por el simple hecho de bajar de peso. Tu estilo de alimentación debe de ser basado en los nutrientes que quieres recibir en tu cuerpo y no en las calorías que debes de quitar para mantener tu peso.

Prueba por una semana cambiar tu alimentación, comer menos carne, añadir mas frutas y verduras, granos y leguminosas a tu dieta y observa como cambia tu cuerpo en tu practica ya que aquí es donde es mas fácil percibir. Poco a poco veras los cambios en tu vida diaria también.

Conoce, aprende y experimenta. Tu cuerpo es tuyo, tu decides como nutrirlo para mantener una mente y vida sana.